martes, 10 de enero de 2012

NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (RAE), EDICIÓN AÑO 2011 - APUNTES NÚMERO TRES

1.  Los sustantivos femeninos usados en singular, que empiezan por A tónica (acentuada), con H o sin ella, con tilde o sin ella, exigen el artículo masculino EL o UN, ejemplos: el agua, el habla española, el área, el hada madrina, el ama de llaves, el águila, el hacha, el aula; un agua, un habla, un área, un hada, un ama de llaves, un águila, un hacha, un aula.
Recobran su artículo femenino cuando se usan en plural, ejemplos: las / unas aguas; las / unas hablas; las / unas áreas;
las / unas hadas; las / unas amas de casa; las / unas águilas; 
las / unas hachas; las / unas aulas.


2.Son excepciones a la anterior norma gramatical:


a) Algunas letras del abecedario, se dice: la a; una hache.
b) Algunos nombres y apellidos de mujeres: la Ángela que tú nombras es una Ávalos.
c) Nombres de empresas: la Alfa Romeo; las siglas y acrónimos referidos a femeninos: la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol).
d) En los sustantivos comunes en cuanto al género, los artículos definen el sexo, ejemplos: el árabe, la árabe.
e) En el sustantivo femenino de reciente creación, que denota profesión, se emplean los artículos LA y UNA: la árbitra (del partido), una árbitra.


3. Las formas contractas AL (a + el) y DEL (de + el) resultan de la combinación del artículo EL con las preposiciones A, DE (se fusionan las vocales en contacto), ejemplos: el ascenso AL cerro; a la salida DEL concierto.


NO HAY CONTRACCIÓN EN ESTOS CASOS:
a) Con nombres propios o títulos de obras, cuando el artículo es parte integrante de la expresión: las pinturas de El Greco.
b) En los topónimos (nombres propios de lugares) hay contracción cuando el artículo no hace parte de la denominación, ejemplos: viajó al Río de la Plata; la provincia del Chaco.
c. No hay contracción cuando se interpone un signo de puntuación, como comillas o paréntesis, ejemplos: la lectura de
El Quijote, de El Cristo de Velásquez.


4. En los derivados y compuestos femeninos en los que la A pierde su acento, deben usarse las formas LA y UNA: la alita, la hambruna, la aguanieve, una avemaría.


5. El artículo neutro LO  no tiene variación de número y no puede usarse con sustantivos, puesto que en español no hay sustantivos neutros. LO, tiene dos usos fundamentales:


a) Es referencial: encabeza grupos nominales que hacen referencia a entidades definidas NO animadas, ejemplos: no me gusta lo que escribe este poeta; lo sucedido nos dejó sorprendidos; tenía lo necesario para vivir.
b)Es enfático (es decir: dicho con énfasis). LO, va seguido de una oración gramatical construida con el nexo QUE: ¡Lo difícil que es este problema!  ¡Lo bien que salió todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario